27 Enero 2015

El precio de la vivienda cierra 2014 con una rebaja media del 4,5%

La estabilización total en el precio de la vivienda se está haciendo esperar. Al menos, según la tasadora Tinsa. Y es que el índice Tinsa IMIE Mercados Locales elaborado por esta compañía ha arrojado una rebaja media en tasa interanual en el valor de las casas (nuevas y usadas) del 4,5% al cierre de 2014, ligeramente superior al descenso del 4,3% registrada en el tercer trimestre.

"El índice Tinsa IMIE Mercados Locales refleja las diferentes velocidades a las que se está moviendo al sector inmobiliario. Pese a que el precio medio de la vivienda en España inició hace algo más de un año un proceso de estabilización, que se ha traducido en una moderación progresiva de las caídas en tasa interanual, la estadística pone de manifiesto que hay zonas que han iniciado más lentamente el proceso de estabilización y que todavía arrastran caídas importantes", explican desde la compañía tasadora.

No obstante, Tinsa avisa de que esta tibia recaída de los precios podría ser excepcional. "A la espera de ver el comportamiento en los próximos meses, no puede descartarse que se trate de un ajuste puntual derivado del deseo de los vendedores de cerrar la venta en 2014 por motivos fiscales", dicen en Tinsa.

"Tampoco", continúan, "hay que perder de vista que la calidad del empleo generado y su capacidad para mejorar la solvencia de los compradores sigue siendo un elemento de incertidumbre". En cualquier caso, el descenso interanual del 4,5% en el cuarto trimestre es sensiblemente inferior a la caída del 8,3% que se dio en el mismo periodo de 2013, puntualizan.

La estadística mensual Tinsa IMIE General correspondiente al mes de diciembre mostró un descenso interanual del 3% al cierre de 2014. Tras el nuevo descuento de 2014, el valor medio de las viviendas en España está hoy, según este informe, en niveles del tercer trimestre de 2003. Es decir, se ha registrado un ajuste del 41,3% desde máximos de 2007.

Incrementos sólo en Baleares y en Melilla

Segmentando el análisis por comunidades autónomas, tan sólo dos regiones muestran un encarecimiento de precios en el cuarto trimestre de 2014 respecto al mismo periodo de 2013. Se trata de la ciudad autónoma de Melilla y de Islas Baleares, que registraron un ligero aumento interanual del 2,3% y del 1,5%, respectivamente.

Navarra fue, con un descenso del 14,1%, la única región que superó el umbral del 10% de caída interanual en el cuarto trimestre de 2014. Le siguieron en intensidad del ajuste el Principado de Asturias (-9,4%), Islas Canarias, Castilla y León y la Comunidad Valenciana (las tres con -6,8%) y Murcia (-6,5%). El resto de comunidades con estadística disponible ha experimentado un ajuste inferior al 5%.

La evolución de precios desde los valores máximos (2007) muestraajustes superiores al 50% en el caso de Castilla-La Mancha (-52,9%) y Cataluña (-50,9%). Les siguen como regiones con mayor caída acumulada Aragón (-48%), Comunidad Valenciana (-47,7%) y Madrid (-47,6%). En el extremo contrario, el menor ajuste en estos siete años se sitúa en Melilla (-12,3%), Extremadura (-27,8%), Islas Baleares (-29,4%) y Galicia (-33,1%).

Navarra, Lérida y Cuenca, provincias más a la baja

El análisis provincial revela que siete provincias registraron en el cuarto trimestre caídas interanuales superiores al 10% respecto al mismo periodo de 2013. Navarra (-14,1%), Lérida (-14%) y Cuenca (-12,7%) lideran los descensos, seguidas de Álava, Segovia, Albacete y Jaén, que experimentaron ajustes interanuales del 12,3%, 11,8%, 11,5% y 10,3%, respectivamente. Los precios mantuvieron una evolución moderada en Orense, Cantabria, Barcelona y Cáceres, con caídas entre el 0,5% y el 1,5%.

En el lado positivo, los precios se incrementaron en tasa interanual en seis provincias en relación a un año antes. Palencia (+3%), Teruel (+2,8%) y Melilla (+2,3%) muestran el mejor comportamiento, seguidas de Baleares, Guipúzcoa y Badajoz, con incrementos del 1,5%, 1,1% y 0,5%, respectivamente.

Siete provincias mantienen niveles de precios inferiores al 50% desde máximos de 2007. Se trata de Toledo (-56,5%), Guadalajara (-53,6%), Tarragona (-52,1%), Gerona (-51,7%), Barcelona (-51,3%), Zaragoza (-50,9%) y Ávila (-50,6%), en las que los precios han vuelto al niveles semejantes a los de 2002. En el extremo contrario, Melilla (-12,3%), Orense (-18,2%), Teruel (-21,3%) y Cáceres (-22%) son las únicas provincias donde los precios se han ajustado menos de un 25% desde máximos.

Disparidad total en las capitales de provincia

Los datos referidos a las capitales de provincia muestran una disparidad todavía mayor. Mientras que Málaga capital incrementó sus precios en el cuarto trimestre un 4,7% respecto a un año antes, la vivienda en la ciudad de Ávila arroja una caída interanual del 11,7%. Otras siete ciudades cerraron 2014 con ajustes superiores al 10%. Se trata de Huelva y Bilbao (ambas con una caída del 11,1%), Almería y Badajoz (ambas con descensos del 10,8%,), Córdoba (-10,6%), Oviedo (-10,4%) y Vitoria (-10%).

En el lado positivo, además de Málaga aumentaron sus precios en el cuarto trimestre en tasa interanual Melilla (+2,3%), Palencia (+1,3%) y Palma de Mallorca (+0,5%) y Barcelona (+0,2%). Los precios se estabilizaron en Burgos (0,0%). Tres capitales registraron descensos por debajo del 2%: León (-0,5%), Murcia (-1%) y Vigo (-1,7%).

Ávila es la capital con el mayor descenso acumulado, un 56,1%, seguida de Zaragoza y Guadalajara capital, donde el descenso en estos años de crisis alcanza el 55,1% y 55%, respectivamente. La gran mayoría de capitales ha visto reducido el precio medio de sus pisos más de un 30% desde máximos. Las excepciones son Melilla (-12,3%), Zamora (-26,4%) y Palencia (-29,5%).


Fuente: El Mundo

Compartir noticia