22 Septiembre 2014

Bankinter rebaja su hipoteca al 1,7%, la más barata del sector

Bankinter se adelanta a sus competidores y rebaja el diferencial de su hipoteca estrella en 25 puntos básicos, además de rebajar de 3.000 euros a 2.000 euros los ingresos mensuales necesarios para conseguirla. Es la hipoteca más barata del mercado con esta vinculación.
La ceo de Bankinter, María Dolores Dancausa

La tímida competencia que en los últimos meses ha vuelto a surgir entre los bancos para conquistar nuevos clientes en hipotecas ha subido hoy un acelerón. Bankinter acaba de anunciar una rebaja de su hipoteca estrella, que, con el máximo de la vinculación, llega a ofrecer un diferencia del 1,7% sobre el euribor, 25 puntos básicos menos. Se trata de la hipoteca más baratas entre las que los bancos ofrecen para comprar pisos "libres", aunque existen ofertas más baratas para la adquisición de inmuebles adjudicados.

La hipoteca tiene un tipo de interés fijo el primer año del 2,50%, 45 puntos básicos menos de lo que exigía antes de la rebaja de hoy. A partir del segundo año el nuevo diferencial es del 1,7%, siempre y cuando el cliente cumpla con la máxima vinculación exigida: domiciliación de nómina con tres recibos; seguro de vida y seguro de hogar. De no cumplir una de las dos primeras dos exigencias el diferencial sube un punto porcentual, mientras que la falta del seguro de hogar lo incrementaría 25 puntos básicos.

El movimiento de Bankinter cobra más fuerza por los otros cambios que el banco ha aportado a la hipoteca. En primer lugar, la entidad ha reducido el nivel mínimo de ingresos que necesita el hogar para acceder a ella, desde los 3.000 euros hasta los 2.000 euros mensuales. En segundo lugar, la hipoteca, que antes sólo se podía contratar para primera vivienda, está ahora disponible también para segunda vivienda.

Cabe recordar que la hipoteca no tiene cláusula suelo y que se puede contratar bajo la modalidad que el banco llama "Sin Más", es decir, con la vivienda como única garantía, sin el añadido de la garantía personal. El banco que preside María Dolores Dancausa es el único que asegura que puede vender una hipoteca con dación en pago al mismo precio que las otras. Las demás entidades suelen ofrecer esta posibilidad al cliente, pero encareciendo la oferta para cubrir el plus de riesgo que asumen.

Competencia Tras el estallido de la burbuja inmobiliaria, el interés de los bancos para colocar hipotecas se esfumó. Los diferenciales, que en época precrisis habían llegado a tocar mínimos de hasta el 0,2% sobre euribor, se dispararon, mientras que los criterios de concesión se endurecieron de forma abrupta. "No damos hipotecas porque no hay domanda solvente", solían decir los bancos, aunque en privado también reconocían que no había mucho interés en colocar un producto que, especialmente en época de tipos bajos, les ofrecía muy escasa rentabilidad.

La situación empezó a cambiar hace justo un año. Fue Bankinter el primero en relanzar la competencia en el mercado hipotecario, justo en septiembre del pasado año. Su producto, que desde entonces ha registrado dos rebajas, ofrecía entonces un diferencial del 2%% sobre euribor.

Santander siguió la estela y, a principios de 2014, lanzó la "Nueva Hipoteca Santander", con un diferencial que alcanzaría el 1,99% con la máxima vinculación requerida. Este verano, el banco que preside Ana Botín bajó este diferencial al 1,89%, para igual su producto a la nueva hipoteca que mientras tanto había lanzado ING.

De hecho, de acuerdo con los datos de sector disponibles en el Banco de España, el precio de las hipotecas ha bajado en el último año, hasta volver a niveles de 2012. Ya no es imposible encontrar diferenciales por debajo del 2% y cada vez más entidades se suman a este tipo de ofertas. Incluso existen actualmente hipotecas -como la de CajaSur, filial de Kutxabank- que ofrecen un diferencial del 1,25%. En estos casos, sin embargo, se pide al cliente un plus de vinculación que acaba encareciendo el coste del producto, como los seguros de protección de pago o los planes de pensiones.

Probablemente, el movimiento de Bankinter provocará en los próximos días una nueva oleada de rebajas por parte de sus competidores.

Fuente: Expansión.
Compartir noticia