30 Junio 2014

Los 'fondos buitre' gestionan ya más de 277.000 millones del negocio inmobiliario

Nuevos tiempos, nuevos jugadores. La era de las Sacresa, Martinsa y Habitat, por dar sólo algunos de los ejemplos, han pasado. Y con los restos del naufragio han aparecido los denominados servicers, gestoras de activos inmobiliarios o de créditos con garantía inmobiliaria. Son firmas especializadas en gestión, pero que rehúyen la propiedad como la peste. Entre préstamos, inmueble y suelo, estos grandes operadores gestionan en este momento más de 277.182 millones, una cifra que equivale al 27% del PIB español.

De estos 277.182 millones, un total de 163.464 corresponden a préstamos que han salido de los balances bancarios, en la reforma del sistema financiero. Estas carteras de dudosos han salido de los bancos y ahora son pasto de los fondos buitre, que a su vez los entregan para ser negociados a estas sociedades gestoras. El resto son inmuebles en diversos estados, desde suelos hasta edificios acabados, una cifra que suma 113.745 millones, a los que o se da salida tramitando su venta o alquilando el activo para que empiece a generar fondos para sus propietarios.

Con operadores como Servihabitat, Cerberus, Anida o Apollo, que compró el 85% de Altamira, el negocio inmobiliario ya no está en la posesión de los activos, sino en las comisiones por los diversos servicios de gestión. Para la configuración del mapa es clave cómo se han repartido los activos de la Sareb, la misma que ahora vuelve a salir a concurso y por la que están pujando diversos grupos.

Servihabitat, actualmente controlada por el fondo TPG y La Caixa, posee el 17% de los activos puramente inmobiliarios, que suman 19.381 millones de euros. Servihabitat gestiona buena parte de los activos de La Caixa, pero como el resto de servicers quiere crecer y conseguir más clientes. Le sigue Haya Re, que controla Cerberus, con 16.042 millones, lo que supone el 14% del total de estos activos en manos de estas nuevas sociedades gestoras. El tercer jugador es Anida, la inmobiliaria del BBVAque acumula, 11.182 millones, el 10% de esta cartera.

Si no se tienen en cuenta los activos provenientes de la Sareb, el rankingcambia ligeramente. Servihabitat sigue en primera posición con 18.278 millones, pero Anida sube al segundo, con 11.182 y el tercer puesto sería para Aliseda, con 10.589 millones. Aliseda es una sociedad controlada en 51% por Värde Partners y Kennedy Wilson, mientras que el 49% sigue en manos del Banco Popular.

Bancos que no venden.

La mayoría de estas sociedades de gestión han sido vendidas por la gran banca. Pero hay dos grandes grupos que no han cambiado de manos y que también se han colado en la lista: uno es el BBVA, con Anida, que ya se ha comentado. El otro es Solvia, del Banco Sabadell. Sólo en inmuebles, Solvia gestiona 10.589 millones. En ambos casos BBVA y Banco Sabadell han tenido fondos interesados en comprar total o parcialmente sus gestoras, pero ambos grupos han preferido esperar.

A pesar de que estas sociedades son conocidas por la gestión de activos inmobiliarios, el grueso del negocio son los créditos fallidos que se dieron con garantía hipotecaria. En esta rama de actividad, Cerberus, a través de Haya Real Estateacumula 45.980 millones, un 28% del total de préstamos que gestionan estas sociedades. Le sigue Servihabitat, con 19.299 millones, un 12% y el BBVA repite tercera posición con 13.926.

Si no se tienen en cuenta los activos en manos de la Sareb, la clasificación cambia: Servihabitat es la primera sociedad, con 15.850 millones; Anida, del BBVA, es la segunda con 13.926 y Solvia la tercera, con 13.069. Es decir, los dos grupos bancarios que no han vendido, Banco Sabadell y BBVA, se encaraman al podio si no se tiene en cuenta los activos en el balance del denominado banco malo.


Fuente: El Confidencial

 

Compartir noticia